Conéctese con nosotros Facebook Twitter YouTube LinkedIn
Comunicados

Guatemala: Icefi presentó a la Comisión de Finanzas 12 recomendaciones técnicas para corregir el proyecto de presupuesto para 2023

     

El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) atendió la invitación de la Comisión de Finanzas Públicas y Moneda (CFPM) del Congreso de la República para presentar su análisis y recomendaciones sobre el proyecto de presupuesto para 2023. Sin embargo, lamentó que esa comisión de trabajo demostró prisa y desinterés para conocer las recomendaciones presentadas, por lo que se incrementa el riesgo de repetir los errores cometidos en años anteriores al emitir un dictamen que, no solo no enmiendan las debilidades detectadas, sino puede empeorar la propuesta original con añadidos técnicamente cuestionables o vulnerables al abuso y la corrupción.


 

Documentos adjuntos:

 

El Icefi planteó a la CFPM doce recomendaciones[1] para ser tomadas en cuenta en el dictamen que esa comisión de trabajo debe emitir para la iniciativa de ley número de registro 6135, con la cual el Ejecutivo formalizó el proyecto de presupuesto para 2023. En resumen, el Instituto recomendó a la CFPM:

  1. Corregir el error de subestimación de por lo menos Q7.9 millardos en la proyección de ingresos tributarios para 2023. Una estimación conservadora y cautelosa del Icefi apunta a que los ingresos tributarios en 2023 podrían ser de Q92.4 millardos.
  2. La corrección debe tomar como base de cálculo una proyección de cierre de 2022 que incorpore los últimos datos de la recaudación real observada a septiembre, y no el presupuesto vigente de 2022, cuyo cálculo está demostrando estar subestimado en por lo menos Q10.6 millardos, tal como el Icefi lo advirtió en octubre de 2021.[2]
  3. Una vez corregida la proyección de ingresos tributarios para 2023, se debe recalcular el gasto público, con énfasis especial en los aportes constitucionales y otros destinos específicos de los ingresos tributarios. Además, se debe recalcular el endeudamiento público a autorizar para 2023.
  4. La corrección al alza en los ingresos tributarios debe reflejarse en una reducción en el endeudamiento público bonificado, de los Q12.7 millardos solicitados por el Ejecutivo a por lo menos Q6.7 millardos.
  5. Considerar prioritaria esta reducción de la autorización para negociar, emitir y colocar bonos del Tesoro en 2023, debido al crecimiento desmedido del costo financiero de contratar este tipo de deuda pública. El Icefi resaltó que en el proyecto de presupuesto para 2023, el Ejecutivo recomendó que el servicio de la deuda pública se incremente en Q829.7 millones, monto superior al de los presupuestos de la mayoría de los ministerios, y que coloca al servicio de la deuda pública como la tercera asignación más grande, luego de las Obligaciones del Estado a Cargo del Tesoro y del Ministerio de Educación (Mineduc).
  6. Revisar y corregir el presupuesto del Mineduc: suprimiendo el seguro médico escolar que ha demostrado ser oneroso (en 2023 consumirá Q346.5 millones), discriminatorio (sólo atiende a la niñez que asiste a la escuela, y no a los más de 2 millones de niñas, niños y adolescentes hoy fuera del sistema educativo), e ineficaz; revisando los Q1,006.0 millones para incrementos salariales, de los cuales Q282.6 corresponden al escalafón magisterial y la gran mayoría de los Q723.3 millones restantes a los compromisos del pacto colectivo de condiciones de trabajo suscrito con el magisterio nacional; revisar y depurar los Q713.4 millones para transferencias a organizaciones no gubernamentales, organizaciones de padres de familia y otras entidades. Además, revertir los recortes en las asignaciones presupuestarias para la entrega de libros de texto, la educación bilingüe intercultural y la innovación tecnológica educativa, entre otros.
  7. Corregir el presupuesto del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, revirtiendo los recortes recomendados en las asignaciones presupuestarias para actividades prioritarias de los programas de Prevención de la mortalidad de la niñez y de la desnutrición crónica, Prevención de la mortalidad materna y neonatal y los Servicios de prevención y tratamiento de Covid-19. Estos recortes presupuestarios pueden fácilmente ser revertidos al suprimir el seguro médico escolar privado.
  8. Corregir el presupuesto del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación, revirtiendo los recortes recomendados a las asignaciones presupuestarias para Asistencia y dotación de alimentos, y para la Agricultura Familiar para el fortalecimiento de la economía campesina.
  9. Corregir el presupuesto del Ministerio de Desarrollo Social, ya que por un lado concentra las prioridades presupuestarias en rubros de construcción de obra física, muy vulnerable al abuso y la corrupción en el año electoral, pero por otro, suprime la dotación de alimentación complementaria dentro del programa de transferencias monetarias condicionadas en salud y educación, estratégico para reducir la desnutrición y el hambre.
  10. Revisar asignaciones cuestionables en el Ministerio de Gobernación, cuya prioridad será construir cárceles, en el Ministerio de Trabajo, el Ministerio de Economía y el incremento de casi Q1,300.0 millones en las transferencias del gobierno central a las municipalidades, en año electoral.
  11. Suprimir las ampliaciones preautorizadas que contravienen la Ley Orgánica del Presupuesto, especialmente las destinadas al Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda, al Tribunal Supremo Electoral, al Organismo Judicial y el uso de saldos de caja preautorizado para el Ministerio de Energía y Minas. En lugar de estas modificaciones presupuestarias preautorizadas, el Ministerio de Finanzas Públicas debe solicitar al Congreso las ampliaciones, cuando el movimiento esté justificado y se haya identificado la fuente de financiamiento, tal como lo ordena la Ley Orgánica del Presupuesto.
  12. Fortalecer las normas de acceso a información pública, de transparencia y controles anticorrupción, con énfasis en: los controles de seguimiento georreferenciado de la inversión física, con énfasis en las obras que ejecuten los Consejos Departamentales de Desarrollo; normar el cumplimento general obligatorio del estándar de datos abiertos para toda la información pública sobre la ejecución del presupuesto; ordenar al Ejecutivo la instalación de comisiones técnicas para que, en coordinación con la sociedad civil organizada, en 2023 se desarrollen metodologías para calcular la inversión pública, directa e indirecta, en niñez y adolescencia, juventudes, mujeres, pueblos indígenas.

El Icefi lamentó que, pese a la importancia, profundidad y complejidad técnica de los temas abordados en estas recomendaciones, en la audiencia concedida ayer, la CFMP dedicara únicamente 5 minutos a cada uno de los centros de pensamiento presentes. Un tiempo tan reducido no permitió la exposición del análisis de todo el proyecto de presupuesto público y tampoco constituyó un espacio adecuado para su discusión con las y los diputados integrantes de esa mesa de trabajo. El Icefi trasladará a la sociedad en general su análisis y recomendaciones para motivar una reflexión social técnica y amplia con el fin de hacer conciencia en la ciudadanía sobre la necesidad de cambios en el proyecto de presupuesto para adecuarlo mejor a las necesidades sociales y cerrar caminos a la opacidad, la ineficiencia y el malgasto del dinero público.

 

Guatemala, Centroamérica, 11 de octubre de 2022.


[2] Para un análisis detallado de este error de subestimación, véase la nota de coyuntura 03-2022 del Icefi, Guatemala: análisis de la ejecución presupuestaria al primer semestre de 2022, disponible en línea en https://www.icefi.org/publicaciones/guatemala-analisis-de-la-ejecucion-presupuestaria-al-primer-semestre-de-2022