Conéctese con nosotros Facebook Twitter YouTube LinkedIn
Comunicados

El Salvador: el proyecto de presupuesto 2023 presenta recortes en áreas clave para el desarrollo del país

     

El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), en su primer análisis del Proyecto de Ley del Presupuesto General del Estado del Ejercicio Financiero Fiscal para 2023 de El Salvador, destaca que la prioridad pareciera ser la reducción del tamaño fiscal para intentar estabilizar el saldo de la deuda; sin embargo, el Icefi alerta que este objetivo se estaría alcanzando a costa del bienestar de la población, pues se emplea un enfoque de austeridad en áreas claves del desarrollo. El Icefi vuelve a reiterar la importancia que desde la Comisión de Hacienda se permita la participación ciudadana en el proceso de discusión del proyecto de presupuesto.


 

Documentos adjuntos:

El Icefi lamenta el que pasaran dos semanas desde que se presentara el proyecto del presupuesto 2023 a la Asamblea Legislativa, para que la ciudadanía conociera el contenido de este. Además de ser contrario a los estándares internacionales de transparencia fiscal, este limita el derecho de la ciudadanía a conocer lo que el gobierno está proponiendo ejecutar con los recursos provenientes del pago de impuestos, así como del endeudamiento. En ese sentido, es motivo de preocupación que el proyecto de presupuesto no vincule gastos e inversiones con metas y resultados.

Por el lado de los ingresos, para 2023 se estima que los ingresos del gobierno central serán de USD6,988.3 millones, de los cuales el 93.1% serían impuestos. La carga tributaria esperada sería de 20.3% del PIB, inferior al 21.5% estimado por el Icefi para 2022. En esta ocasión pareciera que el gobierno ha optado por hacer una estimación extremadamente conservadora e incluso podría estar subestimada. Sobre este punto, el Icefi ha alertado que en otros países utilizan este mecanismo para tener un aparente excedente de ingresos tributarios y con ello tener una mayor discrecionalidad sobre el uso de los mismos al momento de ejecutar el presupuesto. El Icefi recomienda revisar técnicamente la estimación de la recaudación esperada para 2023, además de incorporar en el presupuesto los recursos provenientes del impuesto a los seguros, aprobado recientemente.

El gasto público, del gobierno central, considerado para 2023 alcanza los USD7,786.5 millones, es decir un 24.3% del PIB, inferior al 26.8% estimado por el Icefi para 2022. Lo que refleja el propósito del gobierno salvadoreño de reducir el tamaño de su aparato fiscal para intentar lograr la estabilización del saldo de la deuda. Sin embargo, el Icefi revela que este enfoque de austeridad se concentra en áreas clave del desarrollo del país y no así en el gasto superfluo. En términos del PIB, la mayoría de instituciones muestran un recorte para 2023, empero el Instituto muestra su preocupación, particularmente, por los recortes en los ramos de educación, agricultura y salud por el contexto social que atraviesa del país de aumento de pobreza extrema, inseguridad alimentaria y caída en indicadores de cobertura de bienes y servicios públicos.

Estos recortes se plasman en menores recursos, por mencionar algunos casos, para el Hospital Rosales y el Hospital Nacional Especializado de Niños «Benjamín Bloom», en la pensión para los adultos mayores y personas con discapacidad, así como en el programa Ciudad Mujer. En cambio, la Secretaria de Comunicaciones y la Secretaria de Prensa, de la Presidencia de la República, tienen excesivos aumentos (38.0 y 71.4%, respectivamente). 

En materia de gasto de capital, es positivo el leve aumento considerado para 2023 en la inversión en activos fijos. No obstante, el Instituto recuerda que para este 2022, también se había aprobado una importante cantidad de recursos, pero que los niveles de ejecución en el primer semestre eran los más bajos de al menos la última década. Asimismo, para 2023 el gobierno propone un recorte de casi un 70% en el rubro de la inversión en capital humano.

La partida del servicio de la deuda pública, que incluye intereses y amortizaciones constituye el rubro más grande para 2023, por encima de las asignaciones para educación y salud, incluso restándole el pago del vencimiento del bono que se deberá hacer efectivo en enero de 2023. Sin embargo, este rubro debe ser revisado, pues solo se está considerando USD9.2 millones para el pago de capital de la deuda interna, cuando los vencimientos alcanzan cerca de USD2,000.0 millones.

El resultado fiscal del gobierno central, se reduciría por el recorte en el gasto público, alcanzando un déficit fiscal de 2.5% del PIB para 2023, inferior al 4.5% estimado por el Icefi para 2022. Considerando que por tercer año consecutivo no se publica el Marco Fiscal de Mediano Plazo, no se puede determinar si el enfoque de austeridad responde a una estrategia de sostenibilidad fiscal o si es resultado de las dificultades en el acceso al financiamiento externo, provocado por el deterioro institucional, la adopción del bitcóin y la carencia de un plan fiscal de mediano y largo plazo.

La deuda pública del Sector Público no Financiero para 2023 pudiera ser del 81.6% del PIB inferior al 82.1% que estima el Instituto para el cierre de 2022. Para el Icefi debe prestarse atención al hecho de que para 2023 se está planeando que, con el fin de financiar una parte de la brecha fiscal (USD472.4 millones) se hagan colocaciones de títulos y valores en el mercado nacional y no en el internacional como ha sucedido históricamente; esto puede presionar más al sistema financiero nacional, y los tipos de interés en general, considerando el incremento que se ha observado en la deuda pública interna. 

Finalmente, el Instituto invita a la Comisión de Hacienda y Especial del Presupuesto, para que la discusión del proyecto de presupuesto se haga mediante un proceso transparente con espacios para la participación ciudadana y de las diversas expresiones de la sociedad. Esta discusión política debe tener como base los elementos técnicos que permitan asegurar resultados para las mejoras en la garantía de derechos y el bienestar de los y las salvadoreñas, el crecimiento económico sostenido y sostenible, la creación de empleo y una transparencia fiscal y rendición de cuentas adecuada. El Icefi publicará un análisis a mayor profundidad en las próximas semanas con el que busca contribuir a una discusión social amplia y rigurosa sobre el presupuesto público como herramienta para la democracia y el desarrollo.

 

San Salvador, Centroamérica, 24 de octubre de 2022